LA TRAMPA DEL AMOR ENTRE UNA PERSONA ANSIOSA Y OTRA EVITATIVA

Es importante estar en una relación segura porque en una entre una persona ansiosa y otra evitativa supone una receta para la catástrofe, el sufrimiento y el dolor.

Supone una trampa de la que es difícil salir.

Dentro de los diferentes estilos de apego, la relación amorosa más tóxica es la que se da entre una persona ansiosa en el amor y otra evitativa.

Una persona que tiene deseos de intimidad y está muy preocupada por ello (ansiosa) y otra que tiene miedo al compromiso y la cercanía emocional (evitativa).

Las personas tenemos diferentes necesidades, habilidades y estilos de relación, de apego

Si una persona encuentra a otra con similares necesidades de intimidad y contacto. Normalmente significa un apego seguro.

Es  genial. Nuestra felicidad se incrementa

Cuando una persona quiere y necesita intimidad, vinculación y la otra persona quiere su independencia y la valora por encima de todo, la relación puede ser tormentosa y tóxica.

En este caso los niveles de satisfacción disminuyen.

Como una auténtica trampa de la que es muy difícil escapar.

Asi lo plasmaron esta relación insegura entre una persona de estilo amorosa ansiosa y otra evitativa Amir Levine y Rachel Heller

Una trampa en la que  una vez dentro es difícil salir.

Véase el libro de Amir Levine y Rachel Heller. Maneras de Amar. La nueva forma del apego adulto y cómo puede ayudarte a encontrar y mantener el amor

Sobre todo, se sufre mucho. Es entrar en una montaña rusa. Significa que la persona evitativa te da una de cal y otra de arena.

Para la persona ansiosa es muy frustrante y ninguno de los dos consigue lo que quiere y necesita.

Por eso es importante saberlo para navegar en las aguas tormentosas del mundo de las citas y de las relaciones amorosas.

Es importante fijarse un alguien que tenga unas necesidades de vinculación, un estilo de relación y apego similares a las nuestras.

De otra manera la catástrofe puede estar asegurada.

 Gracias a la teoría del apego sabemos que las personas tenemos una necesidad de vinculación profundamente arraigada en nuestro cerebro y genes.

Los seres humanos tenemos una necesidad de amar y ser amados.

Esto es así no sólo en la infancia, formando un vínculo con nuestra madre.

Esta vinculación, apego es es necesaria a lo largo de toda la vida.

La vinculación, apego con nuestra madre forma un modelo que servirá de base a futuras relaciones íntimas.

Muchos estudios indican que el amor es muy importante en nuestras vidas.

Sólo hasta hace unas décadas se creía que el amor romántico era algo mágico y que dependía de la suerte.

La ciencia está desvelando los más íntimos secretos de las relaciones amorosas y de apego.

 Queremos saber que nuestra pareja está ahí para lo que necesitemos, que nos pone por encima de todo y de todos.

Sabemos también que de pequeños dependemos de nuestras madres y de mayores también dependemos emocionalmente de nuestra pareja.

Creemos que todas las personas tienen la misma capacidades y habilidades para el amor y una vez que nos enamoramos lo demás se da por añadidura.

Existen tres estilos de apego o de relación

Estos tres estilos de apego  indican cuanta cercanía e intimidad quieres tener.

  • Apego seguro: Si te gusta y te sientes cómodo con la intimidad
  • Apego ansioso. Deseas intensamente el amor y la intimidad, pero eres muy sensible y percibes mucho miedo en la relación.
  • Apego evitativo: Te sientes incómodo si tienes mucha intimidad y sientes que la intimidad y el apego es una amenaza para ti.

La relación más tóxica de todas: la ansioso evitativa. La trampa del amor.

Las personas que están en una relación donde una es ansiosa (muy preocupada por el amor) y la otra es evitativa (independiente) puede que se quieran.

No tienen las mismas necesidades de intimidad y de cercanía .

Esto les hace caer constantemente en inseguridades, situaciones negativas, disputas, tira. afloja.

Estas dificultades de relación llegan incluso a interferir en asuntos tales la forma de dormir, si en una cama o en dos o incluso la educación de los niños.

La persona ansiosa tiene más que perder, porque constantemente chequea para ver si su relación es correcta y se siente amada.

La persona de estilo de apego ansiosa es la que más tiene que perder

Suele ceder más terrenos y llega a perder su autoestima, quiere pasar más y más tiempo con su pareja. Siente que no merece amor.

Se esfuerza mucho en la relación amorosa, quizá no por amor, sino por miedo de perder el amor, de que no la quieran.

La persona ansiosa admira que la otra quiera estar con ella y esto satisface su ego,

Es posible que estas dos personas: la ansiosa y la evitativa tengan una luna de miel, pero el estadio amoroso de la relación se acaba.

Los días de vino y rosas finalizan.

Finalmente, la persona evitativa empieza a sentir pánico de tanta intimidad y empieza a desconectarse, pulsa su botón de desconexión.

La persona ansiosa empieza a protestar y actuar de forma un tanto hostil ante esta desconexión, esto hace que la persona evitativa se aleje aún más.

Empieza una persecución.

La persona ansiosa intenta volver a reconectar y se cuerda de los buenos momentos, mientras que la persona evitativa desconecta y se acuerda de los malos.

Así puede continuar el ciclo. La persona ansiosa pierde terreno.

La persona ansiosa quiere arreglar la situación y se compromete con los deseos de la persona evitativa

Esta es una relación tóxica. El problema que la persona ansiosa busca la cercanía a su pareja cuando existe una amenaza, una lucha, celos,

La evitativa busca la separación y la distancia

Las diferencias en cuanto a la intimidad no se pueden compaginar.

Por esto es importante en la cita buscar a alguien de estilo seguro. Es en ese estilo seguro donde se pueden resolver las diferencias.

En estas reelaciones  la persona ansiosa puede acabar rindiéndose a aceptando las reglas impuestas por la persona evitativa.

Aunque estas dos personas se llegan a casar, sus diferentes estilos de relación de apego, no hacen sino empeorar las cosas.

Si estos diferentes estilos no se resuelven el conflicto puede continuar hasta la eternidad.

La persona evitativa se puede convertir em más hostil o distante.

Este problema causa mucha infelicidad e inseguridad.

No puedes dejar la relación y el sentimiento de que estas en una montaña rusa con muchos altibajos y de que tu pareja te considera el enemigo.

Te das cuenta de eso,  pero es difícil dejar la relación.

La psicoterapia y asesoramiento psicológico para parejas te puede ayudar.

Si estás buscando una reelación estable o ya estás en una relación difícil o semejante a la descrita anteriormente.

Te aconsejo mi terapia, asesoramiento y ayuda psicológica para pareja en Dos hermanas,Sevilla 

Llámame al 6012083 68 o contáctame.

1 comentario en “LA TRAMPA DEL AMOR ENTRE UNA PERSONA ANSIOSA Y OTRA EVITATIVA

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

HOY MISMO TE PUEDES SENTIR MEJOR

Llámame para recibir tu consulta telefónica gratuita

I speak English