La trampa de la psicología positiva (La práctica del autoengaño)

Psicología positiva, psicología cognitiva. Psicología de las emociones.

En su libro Sonríe o Muere: La trampa del pensamiento positivo la escritora Barbara Ehrenreich comenta que los norteamericanos son la gente más feliz, sin embargo, es contradictorio con que toman muchos ansiolíticos y antidepresivos. Han creado un estereotipo de la felicidad. La autora cree que “el ser positivo” es un elemento ideológico. Esta ideología es el “pensamiento positivo”. El optimismo es un estado cognitivo, una expectativa consciente que cualquiera puede alcanzar. Para ello hay que practicar, es la disciplina de pensar positivamente. Se nos dice que el pensamiento positivo no sólo nos generará optimismo, sino que además facilitará que las cosas salgan bien. Si uno espera que el futuro le sonría, el futuro le sonreirá.

Muchos psicólogos afirman que el optimismo mejora la salud, la confianza, la eficacia individual y la capacidad de adaptación, prosperidad y éxito y pueden además tener una incidencia en el mundo real. De otro lado los pensamientos negativos producen efectos negativos en todos los órdenes de la vida.  De ahí sostiene la autora que tanto las explicaciones racionales como las místicas le otorguen tanta importancia al pensamiento positivo y la necesidad de dedicarle tiempo y atención mediante charlas, lecturas, ejercicios de visualización., entrenamiento mental. Si queremos algo, basta con visualizarlo y lo conseguiremos de forma casi mágica. Eso dicen libros de autoayuda como el Secreto de Rhonda Byrne

Sostiene la autora que si fuera cierto que las cosas van a ir a mejor necesariamente: ¿Por qué es necesario dedicarles tiempo y esfuerzo? ¿No habrá una cierta ansiedad?  El hacerlo, significa que no creemos del todo que las casas vayan a ir necesariamente bien.

La práctica de la creencia se dirige a contrarrestar las pruebas en contra de esta ideología y está dirigida por entrenadores o “coaches” predicadores y gurús. Y sus prácticas son la “hipnosis”, “control mental” o “control de pensamiento” Se trata de practicar el autoengaño y reprimir sin pausa lo indeseado, los pensamientos negativos.

Quienes de verdad se sienten a gusto con ellos mismos y con el mundo no necesitan controlar y censurar lo que piensan y lo que sienten.

En el Artículo del País.com sobre El lado negativo del optimismo  El lado negativo del optimismo cuenta la historia de cómo la autora descubrió y cáncer y todo lo que le rodeaba era de color de rosa.

Evidentemente yo creo en un mundo más feliz y en el Instituto de psicología Integral queremos el bienestar y felicidad de nuestros/as pacientes. Basado en un realismo, en una dialéctica. Para poder triunfar primero siento mi fracaso. Para poder reír, a veces tengo que llorar. Para sentirme inteligente muchas veces tengo que sentirme estúpido. Para estar en el aquí y ahora tengo que sentir mi infancia. Para poder curarme tengo que sentir los sentimientos reprimidos de la infancia. La falta de sentimiento es la patología de la neurosis (enfermedad relacionada con una represión de los traumas del pasado).

La ideología del pensamiento positivo ha hecho mucho daño también en la economía. Cuando la gente tiene sentimientos reprimidos de la infancia necesita apoyarse en ideologías, en eslóganes, en frase huecas, en soluciones mágicas, en una irrealidad. Creer en algo, aferrarse a unas creencias. Detrás de estas creencias está el dolor de la infancia.  Sólo nuestra verdad nos hará libres. Nuestra biología es nuestra verdad. Si la sentimos veremos el mundo como es, sin positivismo ni negativismo. Sin engaños.

2 comentarios en “La trampa de la psicología positiva (La práctica del autoengaño)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

HOY MISMO TE PUEDES SENTIR MEJOR

Llámame para recibir tu consulta telefónica gratuita

I speak English