Encadenadas/os a nuestras creencias. Ideas como opios

Psicología de los pensamientos y creencias

Muchas veces tenemos unas creencias, perspectivas de cosas y nos aferramos a ellas de forma desesperada hasta que puede llegar un momento que tengamos que revisarlas. Últimamente nos hemos podido reír hasta llorar de las ridiculeces, de algunas creencias, todas son respetables, más o menos populares sean políticas o no, pueden ser simplemente costumbres con películas tales como Ocho Apellidos Vascos. Catalanes. Y hasta dónde pueden llegar esas creencias.

Estas creencias pueden tener muchas formas políticas, religiosas, filosóficas o simplemente ciertas formas de mirar las cosas que protegen a un individuo de una realidad más dolorosa. Muchas veces hemos tratado de convencer a una persona con unas ideas o creencias fijas respecto a algo, y hemos visto lo inútil que es. La persona no cambia, no sólo no avanza o retrocede un milímetro, sino que además se pone a la defensiva.

Ocurre que algunas veces podemos ver nuestras creencias/ideas desde una nueva perspectiva, y nuestra visión de la situación cambiará radicalmente. El problema es que a veces no podemos encontrar esa nueva visión, esa nueva perspectiva, entonces nos cerramos tanto y nos negamos a creer que nos hemos perdido lo más importante en una situación particular. Y lo que es más importante según la psicóloga Gretchen Castle-Bernfeld, en su artículo “Grim Fairy Tale” en el blog del Primal Institute de agosto 2012, muchos de nosotros no podemos ver que nuestra posición podría “servir” para mantener alejados a nuestros sentimientos y bajo control. Continúa diciendo la psicóloga si te sorprendes de que esto te pueda pasar, bien si puede. Llegamos a estar tan pegados a una idea, tan devotos de una filosofía, tan defensivos en nuestra forma de ver las cosas que nada ni nadie puede penetrar en ellas. Según Gretchen es que hasta que no estemos preparados para afrontar la verdad y los sentimientos primales que están debajo de todo ello, no podemos realmente hacer progresos. Quizá nuestra mejor esperanza hasta que esa oportunidad aparezca es tener por lo menos a un amigo/as de confianza en que poder confiar. Tendemos a evitar por todos los medios los sentimientos que subyacen debajo de nuestro bien cuidado sistemas de creencias.

Esto es posible porque las defensas bloquean los sentimientos subyacentes de sufrimientos y lo hacen mediante el sistema de endorfinas, una morfina natural que produce el cuerpo, por eso es que la gente se aferra tanto a sus ideas porque sus ideas son un mecanismo de defensa que produce endorfina. Por eso el mejor tranquilizante en el mundo es una idea. Las ideas no son como opios, son opios según el doctor Arthur Janov.

La principal verdad reside dentro del individuo y la que realmente le puede hacer libre. Para ser libre y honesto con uno mismo, uno tiene que estar libre de experiencias ocultas en el inconsciente, debe liberar esas verdades, expresarlas y contextualizarlas. Sino uno debe de creer en algo más que en el propio yo y sus creencias, actitudes, se verán afectadas por esa realidad interior, ya que necesita defenderse y esas ideas, actitudes son un mecanismo de defensa y el organismo fabrica su propia morfina. Si su interior está distorsionado, su visión exterior lo estará para proteger ese yo.

Muy poca gente quiere saber la verdad, la verdad, molesta, duele. Por eso mucha gente se adhiere a falsas creencias, expectativas, curaciones milagrosas, donde se vende una esperanza irreal. Si hay necesidades insatisfechas de la infancia, dolor y sufrimientos, es fácil para alguien vender falsas creencias. Es fácil vender humo, vender falsa esperanza.

Para tener unas verdaderas opciones, unas creencias y actitudes flexibles orientadas hacia la realidad, uno debe sentir su dolor y aquello que le atormenta, se dé cuenta o no, si no sus pensamientos y creencias serán lo que algunos colegas llaman pensamientos irracionales. Aquello de que la verdad os hará libres, es así. Tal cual.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

HOY MISMO TE PUEDES SENTIR MEJOR

Llámame para recibir tu consulta telefónica gratuita

I speak English