CÁNCER: INCOMPETENCIA DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO. AYUDA PSICOLÓGICA

Cáncer. Solo oír estas palabras nos produce escalofríos. Sin embargo, empezamos a saber muchas cosas sobre esta enfermedad.

Hace unos días una amiga me comentó que una conocida suya se murió de cáncer con 50 años y que siempre estaba muy estresada y tomó medicación para los “nervios”.

Cáncer. Solo oír estas palabras nos produce escalofríos. Sin embargo, empezamos a saber muchas cosas sobre esta enfermedad.

Hace unos días una amiga me comentó que una conocida suya se murió de cáncer con 50 años y que siempre estaba muy estresada y tomó medicación para los “nervios”.

El organismo puede empezar a distorsionarse muy pronto en la vida de las personas, desde el primer momento de la gestación y tanto la gestación como sucesos posteriores pueden generar tanto conductas exteriores, como desarreglos del organismo, sin que las personas y los que les rodean puedan explicarse qué les sucede a estas personas.

Se ha llegado a decir que el cáncer es una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Los desarreglos de la mente y el cuerpo tienen un origen. Una historia, puede que remota en la vida de las personas, pero historia. El cáncer tiene una historia detrás. Las células enloquecen. El cáncer es la psicosis del cuerpo.

No podemos separar el cuerpo de la mente. Ambas entidades forman una unidad orgánica una herida en la mente lo es para el cuerpo y viceversa. El organismo procesa de igual manera una agresión al cuerpo y a la mente.

Precisamente cuando somos más vulnerables sufrimos por las carencias emocionales no satisfechas y con las que venimos innatamente preparados para que sean satisfechas. La no satisfacción de esas necesidades crea un Dolor y ante un dolor hay una represión, que el organismo no puede procesar. Si esto sucede varias veces en la vida de una persona llegará el momento que se produce una alteración en el organismo (mente y cuerpo) y da lugar a la neurosis, que tiene muchas manifestaciones tanto mentales como corporales. Nuestros genes que venían preparados para una determinada expresión se alteran, es lo que conocemos como epigenética. (Lo que le sucede a los genes en su contacto con el medio).

Muchas enfermedades que pensamos que no tienen nada que ver en su origen con lo psicológico pueden que si lo sean. Por ejemplo, la diabetes. Así A. Janov creador de la terapia primal comenta en su libro Prisioneros del Dolor que el investigador Robert Picard descubrió que “ciertas distorsiones celulares que tienen su origen en un trauma emocional son la casusa de todas las deficiencias inmunológicas desde al asma hasta el cáncer”. Traumas de la primera infancia que permanecen en el sistema nos pueden hacer predispuestos al cáncer.

El Dolor (traumas de la infancia) y su represión hace que nuestro sistema inmunológico esté inmaduro, sea incompetente, no funciones bien y estemos así más predispuestos a enfermedades catastróficas. Es posible que el trauma afecte al desarrollo del sistema inmunológico y que esas células cancerígenas escapen al control de la vigilancia del sistema inmunológico.

La resolución de este trauma reprimido de este Dolor puede hacer madurar el sistema inmunológico de forma que actúe competentemente vigilando estas células cancerígenas. El Dolor primal tiene una fuerza destructiva increíble ya que proviene de nuestros primeros meses y años de vida cuando éramos más vulnerables.

El envejecimiento tal como lo conocemos es innecesario, lo que hacemos es hacernos mayores, si no fuera por este dolor sufrimiento primal que hace que nuestro cuerpo y mente aceleren el envejecimiento. Podemos aislar, señalar los hechos que marcan nuestro declive. Uno de los principales factores es el Dolor Primal (resultante de los hechos traumáticos de la infancia). Crecemos y envejecemos desde dentro hacia afuera.

La resolución de este Dolor remueve la presión enorme de áreas interiores del cerebro y este es el hecho más importante y singular que puede hacer una psicoterapia.

Miguel A. Requejo es psicólogo, psicoterapeuta, especialista en Terapia Primal.

Se formó en Psicología y Psiquiatría en la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

HOY MISMO TE PUEDES SENTIR MEJOR

Llámame para recibir tu consulta telefónica gratuita

I speak English